Para tener en cuenta!!!

ARGENTINA ESTA PRIMERA EN LA LISTA DE VIOLENCIA ESCOLAR DE LA REGIÓN

Un nuevo informe de la UNESCO concluyó que el país lidera el ranking de insultos y agresiones físicas en los colegios. Destacó la influencia de este tipo de situaciones en el desempeño académico de los alumnos.

El 51,1 % de los estudiantes de sexto grado de educación primaria de 16 países latinoamericanos aseguran haber sido víctimas de robos, insultos, amenazas o golpes de parte de sus compañeros de escuela, según un informe del a Unesco difundido ayer.

Y, en el marco de este trabajo, se comprobó que la Argentina se encuentra a la cabeza de casos de insultos, amenazas y violencia física entre compañeros de colegio.

Según los expertos Marcela Román y Javier Murillo, que analizaron los datos del II Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Serce) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), desarrollado entre 2005 y 2009, “la violencia entre estudiantes constituye un problema grave en toda América Latina”.

El estudio sostiene que los alumnos víctimas de bullying (violencia escolar) logran un desempeño en lectura y matemáticas significativamente inferior al de quienes no sufren este maltrato. Asimismo, en las aulas que registran más casos de violencia física o verbal los educandos muestran peores desempeños que en aquellas con menores episodios de maltrato entre pares.

Según el análisis inserto en el Serce, la agresión más frecuente fue el robo (39,4%), seguida de la violencia verbal (26,6%) y la violencia física (16,5%). El artículo dimensiona cuantitativa y descriptivamente el fenómeno de bullying y estima econométricamente la relación entre violencia y desempeño escolares.

Se utilizaron modelos multinivel: de cuatro niveles de análisis (alumno, aula, escuela y país) cuando se trabajó con datos regionales, y de tres niveles (alumno, aula y escuela) cuando se analizó por país.

Los autores examinaron los resultados de 2.969 escuelas, 3.903 aulas y 91.223 estudiantes de 6º grado de la Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Dado que México decidió no recoger datos de familias para determinar la relación entre violencia escolar y desempeño académico de los estudiantes, no se incluyó al país en esta categoría de análisis.

“Pese a que se trata de un problema generalizado, hay diferencias entre países según distintas categorías de bullying. En el caso del robo, mientras en Colombia más de la mitad de los alumnos de 6º grado de primaria dicen haberlo sufrido en el último mes, en Cuba lo afirma 1 de cada 10″, precisa el estudio.

En términos de insultos o amenazas, la Argentina es el país que muestra las cifras más altas. Detrás figuran Perú, Costa Rica y Uruguay, donde más de un 30% de los alumnos afirman haber sido maltratados verbalmente por algún compañero.

Respecto a la violencia física entre pares, cinco países muestran altos niveles: la Argentina (23,5%), Ecuador (21,9%), República Dominicana (21,8%), Costa Rica (21,2%) y Nicaragua (21,2%). Cuba nuevamente aparece como el país con el menor porcentaje de niños que señalan haber sido golpeados recientemente (solo 4,4%).

Según la Unesco, el maltrato entre estudiantes golpea con mayor fuerza a las escuelas latinoamericanas que a las de otras regiones y hace hincapié en que los niños sufren más bullying que las niñas.

Asimismo, los estudiantes de zonas rurales experimentan menos maltrato entre pares que los de zonas urbanas, aunque en Brasil, Guatemala, Perú y Uruguay no se observaron diferencias en este último ámbito, concluye.

Acoso escolar: un fenómeno que crece

El 15 por ciento de los niños y adolescentes argentinos sufrió o ejerció acoso escolar. El hostigamiento prolongado por parte de los compañeros de colegio puede llevar al suicidio o la venganza feroz. Algunas claves para prevenirlo y detectarlo.

“Bulear” que quiere decir insultar, intimidar, golpear y humillar sistemáticamente a una persona. El “bullying” o acoso escolar es una forma de acoso psicológico perpetrada por un niño que es o se siente superior a los demás de una escuela.

Los investigadores afirman que el acoso escolar tiene 3 elementos esenciales:

El comportamiento del acosador es agresivo y negativo, se reitera y ocurre en una relación desigual de poder entre las partes implicadas.

El acoso escolar se divide en dos categorías:

Acoso directo: es la forma más común entre los niños.

Acoso indirecto o agresión social: suele ser más común entre las niñas y en general a partir de la preadolescencia. Se caracteriza por llevar al individuo a un aislamiento social.

Este aislamiento se consigue mediante técnicas variadas que incluyen: difundir rumores, rechazar el contacto social con la víctima, amenazar a otros niños que se lleven bien con la víctima, criticar rasgos sociales, la manera de vestir de la víctima o su religión, raza y discapacidad.

Estas agresiones son en su mayoría de carácter psicológico, en forma de insultos, amenazas verbales, desprecios, ridiculizaciones, exclusión y pueden ir acompañadas de violencia física: patadas, golpes.

Entre los grupos con mayor índice de acoso los más buleados son los chicos con sobrepeso (tienen cinco veces más riesgo que alguien con peso normal), con anteojos, el judío en un colegio católico, los chicos con anormalidades físicas, los bajitos (tienen el doble de riesgo de alguien con estatura promedio) y en términos generales cualquier chico que no tiene capacidad de reacción para decir basta o para renunciar.

“El bullying puede llevar a la muerte por tres razones: suicidio, homicidio o lesiones graves por palizas o accidentes que exigen hospitalización –explica el doctor argentino Jorge Srabstein, director de la Clínica de Problemas de Salud Relacionados con el Bullying, del Hospital Nacional de Chicos de Washington-.

Srabstein que participó del congreso en Buenos Aires y sorprendió a su audiencia al revelar unas cifras llamativas: en la Argentina habría 240.000 adolescentes que sufren bullying y que, por ende están bajo riesgo de ausentismo escolar, lesiones graves, fuga del hogar, intento de suicidio y abuso de alcohol, drogas y cigarrillo.

De esos, 22.885 sufrirían lesiones severas, 41.193 faltarían al colegio para evitar el acoso y 16.140 intentarían suicidarse por el acoso permanente.

CASOS EN ARGENTINA Y EN EL MUNDO

“Nosotros tuvimos nuestro episodio en Carmen de Patagones –subraya la pediatra Flavio Sinigagliesi, miembro del grupo Bullying Cero Argentina-. Siempre se habla de la patología de Junior pero nunca se habló de qué tipo de relación tenían sus compañeros con él”, comenta.

“No justifico lo que hizo pero a Junior le decían de todo. Si el bullying se da sobre chicos que ya vienen con problemas sociales, puede ocurrir que estos chicos no logren defenderse de un modo que no sea drástico: matando o matándose. El caso de Junior podría haberse prevenido si se hubiera intervenido antes”.

Tal vez, el caso más resonante, o el que dio el puntapié inicial al fenómeno sea del de Pantriste. En agosto de 2000, Javier Romero se cansó de que sus compañeros lo llamaran así y, a la salida del colegio –ubicado en Rafael Calzada- gritó “me voy a hacer respetar” y acto seguido disparó sobre dos de sus compañeros. Uno de ellos murió.

El punto apoteótico se dio en Estados Unidos en 1999 con la masacre de Columbine, perpetrada –según Srabstein- por chicos que habían sido sistemáticamente buleados.

LAS CIFRAS DE UN FENOMENO

1 de cada 3 adolescentes de entre 12 y 16 años se ve involucrado –como agresor o como víctima- en situaciones de abuso.

En Estados Unidos, el 40% de los niños y adolescentes estuvo vinculado a casos de bullying (como agresores o agredidos, o ambas cosas).

En España, lo padece un 25% y es más frecuente entre los niños de primaria. Y un 16% de los encuestados reconoce haber acosado a compañeros.

Afecta a niños de ambos sexos, aunque es algo más frecuente entre niños varones (27 % frente a 21%).

En el Reino Unido se calcula que anualmente un mínimo de 16 niños asediados por compañeros eligen suicidarse.

La manera de actuar y el estilo educativo de padres y educadores son primordiales tanto en la prevención como en la detección precoz y freno de dicho fenómeno.

En el momento en que se produzca cualquier situación de maltrato hay que actuar con rapidez y contundencia, siguiendo un plan prefijado que involucre a toda la comunidad educativa, incluidas las familias y otros agentes externos como trabajadores sociales, psicólogos.

Es necesario diseñar actividades dirigidas a la víctima, a los agresores, a los espectadores, con el grupo, con las familias y con la comunidad educativa.

¿Qué es el bullying?

La intimidación es una forma de comportamiento agresivo se manifiesta por el uso de la fuerza o la coacción para afectar a los demás, sobre todo cuando el comportamiento es habitual y consiste en un desequilibrio de poder. Se puede incluir el acoso verbal, asalto físico o coerción, y puede ser dirigido en repetidas ocasiones contra las víctimas en particular, tal vez por motivos de raza, religión, género, sexualidad, o la capacidad. El “desequilibrio de poder” puede ser el poder social y / o el poder físico. La víctima de acoso escolar se refiere a veces como un “objetivo”.

La intimidación consiste en tres tipos básicos de abuso-verbal, emocional y físico. Por lo general consiste en los métodos sutiles de coacción como la intimidación. La intimidación puede ser definida de muchas maneras diferentes. El Reino Unido actualmente no tiene una definición legal de acoso, mientras que algunos estados de EE.UU. tienen leyes en contra de ella.

El acoso va de simple a uno más complejo que el acoso intimidación en el que el agresor puede tener uno o más de los tenientes ‘que pueden parecer estar dispuesto aayudar al agresor primario en sus actividades de intimidación. La intimidación en la escuela y el lugar de trabajo también se le conoce como el abuso de los compañeros. Robert W. Fuller ha analizado el acoso en el contexto de rankism.

La intimidación puede ocurrir en cualquier contexto en el que los seres humanos interactúan unos con otros. Esto incluye la escuela, la iglesia, la familia, el lugar de trabajo, el hogar y los barrios. Incluso es un factor de empuje común en migración. El acoso puede existir entre los grupos sociales, clases sociales, e incluso entre países (véase el patrioterismo). De hecho, a escala internacional, percibida o real de los desequilibrios de poder entre las naciones, tanto en los sistemas económicos y en los sistemas de tratados, se cita a menudo como algunas de las principales causas de tanto que la Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial.

Hay distintos tipos de bullying

El acoso escolar

Intimidación física en la escuela, como se muestra en la película Rebecca of Sunnybrook Farm.

Algunos estados de los Estados Unidos han implementado leyes para abordar el acoso escolar.

La ley prohíbe el acoso de los estudiantes sobre la base de la orientación sexual e identidad de género.  La ley prohíbe el acoso de los estudiantes basada en la orientación sexual sólo

Escuela de reglamento o código de ética para los docentes que abordan el acoso de los estudiantes sobre la base de la orientación sexual.   La ley prohíbe el acoso en la escuela, pero no enumera las categorías específicas de protección.

Ninguna ley estatal que prohíbe específicamente el acoso escolar

La intimidación puede ocurrir en casi cualquier parte dentro o alrededor del edificio de la escuela, aunque puede ocurrir con mayor frecuencia en las clases de educación física y actividades de recreo, pasillos, baños, en los autobuses escolares y mientras se espera para los autobuses, y en las clases que requieren trabajo en grupo y / o después de las actividades escolares. La intimidación en la escuela a veces consiste en un grupo de estudiantes que toman ventaja de aislar o de un estudiante en particular y la obtención de la fidelidad de los espectadores que quieren evitar ser la próxima víctima. Estos matones burlarse de mayo y se burlan de su blanco antes de la intimidación física del objetivo. Los espectadores podrán participar o ver, a veces por miedo de convertirse en la próxima víctima.

El acoso también puede ser perpetrado por los profesores y el sistema escolar en sí: Hay una diferencia de poder inherente al sistema que fácilmente puede predisponer al abuso sutil o encubierta (la agresión relacional o agresión pasiva), la humillación, ni la exclusión – incluso manteniendo los compromisos abiertos a las  políticas contra la intimidación.

El acoso laboral

De acuerdo con el acoso laboral y acoso laboral Trauma Institute workplace, repitió, perjudicando la salud maltrato, abuso verbal, o conducta que sea amenazante, humillante, intimidatorio, o el sabotaje que interfiere con el trabajo, o alguna combinación de los tres”.  Las estadísticas muestran que la intimidación es 3 veces más frecuentes a medida que la discriminación ilegal y por lo menos 1.600 veces tan prevalente como la violencia en el trabajo. Las estadísticas también muestran que, si bien sólo un empleado de cada 10.000 se convierte en una víctima de la violencia en el trabajo, uno de cada seis experiencias de acoso en el trabajo. La intimidación es un poco más común de lo que el acoso sexual, pero no el abuso verbal que se produce más de la intimidación.

A diferencia de la forma más física de acoso escolar, acoso laboral a menudo se lleva a cabo dentro de las normas y políticas establecidas de la organización y la sociedad. Estas acciones no son necesariamente ilegales y pueden incluso no estar en contra de los reglamentos de la empresa, sin embargo, el daño al empleado a la moral específica y lugar de trabajo es evidente.

El acoso en el ámbito académico

El acoso en el ámbito académico es el acoso laboral de los académicos y el personal en el ámbito académico, especialmente en los lugares de la educación superior, tales como colegios y universidades. Se cree que es común, aunque aún no ha recibido tanta atención de los investigadores como la intimidación en algunos otros contextos.

La intimidación en las tecnologías de la información

Una cultura de la intimidación es común en la tecnología de la información (TI), dando lugar a altas tasas de enfermedad, baja moral, la productividad de los pobres, y la rotación de personal. Fecha límite gerentes impulsado por proyectos de trabajo y estresados, tienen su efecto sobre los trabajadores de TI.

La intimidación en la medicina

La intimidación en la profesión médica es común, particularmente de los estudiantes o médicos en formación y de enfermeras. Se cree que esto es al menos en parte el resultado de las estructuras jerárquicas tradicionales conservadores y métodos de enseñanza en la profesión médica, que puede resultar en un ciclo de intimidación.

La intimidación en la enfermería

La intimidación ha sido identificada como particularmente frecuente en la profesión de enfermería, aunque las razones no están claras. Se cree que la agresión relacional (aspectos psicológicos de la intimidación como cotilleando y la intimidación) son relevantes. La agresión relacional se ha estudiado entre las niñas, pero no tanto entre las mujeres adultas.

La intimidación en la enseñanza

Los maestros de escuela son habitualmente objeto de intimidación, pero también son a veces los autores de la intimidación dentro de un ambiente escolar.

Cyber-bullying

Cyber-bullying es cualquier intimidación realiza a través del uso de la tecnología. Esta forma de intimidación puede pasar desapercibida debido a la falta de supervisión de los padres / autoridad. Debido a que los agresores pueden pasar por otra persona, es la forma más anónima de la intimidación. El acoso cibernético incluye, pero no se limita a, el abuso de usar el correo electrónico, mensajería instantánea, mensajes de texto, páginas web, sitios de redes sociales, etc

Gay intimidación

Gay intimidación y burlarse de los homosexuales son expresiones utilizadas para designar acciones verbales o físicos que son directa o indirecta en la naturaleza por una persona o grupo contra una persona que es homosexual, lesbiana, bisexual, transgénero (LGBT), o de orientación sexual dudosa, o un que se percibe que sea así, debido a los rumores de montaje o los estereotipos gays.

La intimidación de las personas con discapacidad

Se ha observado que las personas con discapacidad se ven desproporcionadamente afectadas por la intimidación y que esto puede ser visto como un problema de crimen de odio. El acoso escolar no se limita a aquellos que están visiblemente discapacitados como sillas de ruedas a los usuarios o deformidades físicas, tales como aquellos con un labio leporino, sino también aquellos con discapacidades de aprendizaje, tales como el autismo  y dispraxia  En este último caso, esto está relacionado con una capacidad pobre de la educación física, y este comportamiento puede ser alentado por la irreflexiva profesor de educación física. El acoso no se limita a las escuelas. Si la persona con discapacidad se encuentra en algún tipo de institución, no es desconocido para el personal de abusar de la gente en él, como fue revelado en un programa de la BBC Panorama, en un cuidado Castlebeck casa (Ver Winterbourne), cerca de Bristol, que llevó a su cierre y la suspensión y destitución de algunos miembros del personal.

Hay un problema adicional de que las personas con discapacidades de aprendizaje a menudo no son tan capaces de explicar las cosas a otras personas también lo son más propensos a ser infieles o ignorado si lo hacen se quejan.

La intimidación en las cárceles

Otro ambiente conocido por el acoso escolar es el servicio de un país prisión. Esto es casi inevitable cuando muchas de las personas encarceladas por delitos no son agresivos y muchos fueron los matones en la escuela. Una complicación adicional es el personal y sus relaciones con los reclusos. Así pues, los siguientes posibles escenarios de acoso son posibles:

Preso matones interno (de la escuela haciéndose eco de la intimidación);

Personal de los matones recluso;

Personal de los matones del personal (una manifestación de acoso laboral);

Preso matones personal.

La intimidación en las fuerzas armadas

Artículo principal: El acoso en el ejército

En el año 2000, el Ministerio de Defensa del Reino Unido (MOD) define el acoso como: “. … El uso de la fuerza física o el abuso de autoridad para intimidar o victimizar a otros, o para dar castigos ilegales”

Algunos argumentan que este comportamiento se debe permitir a causa de un consenso académico general de que “soldado” es diferente de otras ocupaciones. Los soldados esperan a arriesgar sus vidas deben, según ellos, desarrollar la fuerza de cuerpo y espíritu para aceptar la intimidación. Esta actitud puede considerarse como paralela a la formación esperada por la ciudad-estado griega de Esparta. [Cita requerida] Sin embargo, , el papel de un soldado se ha ampliado para mantenimiento de la paz en una agresión abierta suele ser contraproducente y servicios auxiliares a los militares a menudo lo hacen algunos soldados, así como otra función como la ingeniería.

La intimidación en las otras áreas

Como el verbo para intimidar se define simplemente como “forzar modo de una manera agresiva o por la intimidación”, el término general, puede aplicarse a cualquier experiencia de la vida donde uno está motivado principalmente por la intimidación en lugar de por objetivos más positivos, tales como intereses mutuamente compartidos y beneficios. Como tal, cualquier figura de autoridad o poder que puede usar la intimidación como medio primario de los demás que motivan, como un barrio de la “protección raqueta de don”, un dictador nacional, una infancia cabecilla, un terrorista, una organización terrorista, o incluso un director general de negocio despiadado, con razón podría ser referido como un matón. Según la psicóloga Paulina Rennie-Peyton, cada uno de nosotros frente a la posibilidad de ser intimidado en alguna fase de nuestras vidas.

LEGISLACION EN EL MUNDO SOBRE EL BULLYING

EN MEXICO

(CNNMéxico) — Combatir el bullying en las escuelas de México ya no sólo será obligación de cada escuela, sino que el gobierno estará obligado a crear políticas para prevenirlo y combatirlo.

Cambios a la Ley General de Educación, aprobados por los diputados, establece que las autoridades del nivel federal, estatal y municipal deberán instrumentar políticas para diagnosticar, prevenir, controlar y erradicar este problema.

El acoso escolar o bullying es un problema que ha ido empeorando en el país. Tan sólo en el Distrito Federal, las últimas cifras oficiales disponibles (de 2009) apuntan que se reportaron 148 casos de suicidio vinculados a la violencia en las escuelas.

“Es un fenómeno que no se atendió a tiempo y se convirtió en un problema de salud, de seguridad y de educación, sea por daños psicológicos, gastos que produce en la atención de las víctimas, baja calidad educativa, la descomposición social y, sobre todo, lo más lamentable, que nuestras niñas, niños y jóvenes se están involucrando en algunos casos en actividades delictivas”, expuso el diputado independiente Jaime Arturo Vázquez Aguilar.

Los legisladores apuntaron que, de acuerdo con la Encuesta sobre las Condiciones de Trabajo de los Profesores y el Ambiente Educativo de las Escuelas 2007, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es uno de los países con mayor acoso y violencia en las escuelas.

“Dicha encuesta arrojó que en México existe un ambiente escolar de violencia, con factores como la intimidación verbal o abuso entre estudiantes en un 61.2%, agresión física en un 57.1%, robo en un 56%, e intimidación verbal o abuso a los maestros y al personal en un 47.2%”, explica el texto del dictamen.

Además, el Instituto Nacional de Evaluación indica que uno de cada 10 alumnos de educación básica, alrededor de 2.5 millones de menores, son o han sido víctimas de violencia en los centros escolares.

“Sin embargo, debido a que en la violencia escolar están involucrados el agresor, la víctima y un sin número de observadores, las estadísticas pueden ser peores; y si la aritmética no falla, al tener por lo menos 3 o 4 alumnos involucrados en este problema, la cifra puede llegar hasta 10 millones de alumnos involucrados en el tema de la violencia escolar”, explicó Vázquez Aguilar.

Los cambios legales establecen que se debe orientar la educación hacia criterios que eviten la discriminación, fomenten la cultura de la paz y la ausencia de maltrato físico, verbal o psicológico.

Establece además que cuando una institución tenga conocimiento de algún caso de violencia, de abuso en cualquiera de sus manifestaciones o la comisión del algún delito grave de los estudiantes, deberá notificarlo de inmediato a la autoridad competente.

“El proceso educativo se basará en los principios de libertad y responsabilidad que aseguren relaciones armónicas, de respeto e igualdad entre educandos y educadores, y promoverá el trabajo en grupo para asegurar la comunicación y el diálogo entre educandos, educadores, padres de familia e instituciones públicas y privadas. De igual manera, se fomentará el uso de todos los recursos tecnológicos y didácticos disponibles”, señala el artículo 49 de la ley.

En la discusión, los legisladores apuntaron que es fundamental trabajar también en la educación de los padres para que aprendan a detectar cuando un menor es víctima de bullying y aseguraron que buscarán etiquetar recursos el próximo año para fomenta programas que terminen con el problema, que es semilla de otros mayores.

“El combate a la violencia en este país no puede ser exclusivamente por la vía policial, no puede ser exclusivamente por la vía represiva, tiene también que combatirse por la vía educativa”, dijo el diputado del Partido Acción Nacional, Manuel Clouthier.

El dictamen fue aprobado por unanimidad con 383 votos y fue enviado al Senado de la República para su estudio y eventual aprobación.

Aprueban ley anti bullying

La normatividad aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal creará una red interinstitucional, un observatorio de convivencia escolar y un programa de prevención y atención integral del problema

Ayer, el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó la Ley para la Promoción de la Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar, con la cual se busca combatir el fenómeno del bullying en la capital del país.

De acuerdo con el dictamen, a través de esta normatividad se reconocerá el maltrato entre alumnos como un problema y, en consecuencia, se aplicarán programas de atención y prevención en la materia.

Para ello, se creará una red interinstitucional, un observatorio sobre convivencia escolar y un programa para la prevención y atención de la violencia en el entorno escolar como instrumentos que inhiban las conductas agresivas entre los menores.

La intención de ello, según la argumentación del dictamen, es ampliar el panorama para atender el problema, desde lo general y no sólo centrándose en el denominado bullying o maltrato entre escolares.

A través de un modelo único de atención integral de personas receptoras, generadoras y observadores de la violencia en el entorno escolar, se contempla en la normatividad, la entrega de una cédula de registro con la cual se dará atención y seguimiento a las personas que requieran atención por bullying.

Ahí se prevé atención médica y psicológica, asesoramiento legal, coordinación con las autoridades educativas para la prevención dentro de los centros escolares y la asistencia telefónica gratuita en materia de atención y asesoría.

El documento señala que los principios rectores se basan en un enfoque de derechos humanos, el interés superior de la infancia, la promoción de la cultura de la paz, la resolución no violenta de conflictos, la colaboración interinstitucional, la responsabilidad social, la perspectiva de género y la cohesión comunitaria.

Además, las autoridades estarán obligadas a aplicar encuestas para desarrollar un diagnóstico real de la problemática y con ello la generación de estadísticas que permitan identificar la gravedad de los casos y atenderlos de manera focalizada.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) estima que 10% de los alumnos de educación básica son víctimas de acoso escolar, pero sólo uno de cada 10 recibe atención especializada.

Mientras que en el DF las cifras de la Secretaría de Desarrollo Social indican que entre marzo y junio de 2011 se presentaron 13 mil 633 denuncias por bullying; la mayoría de los casos se registraron en las delegaciones Benito Juárez, Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero.

Con base en los lineamientos de la ley, las delegaciones deberán implementar acciones para inhibir el consumo y venta de alcohol, tabaco o cualquier sustancia psicoactiva afuera de las escuelas.

Y, a su vez, personal docente, administrativo y directivo de los planteles que conozcan de un caso de maltrato entre escolares, tendrán que dar aviso a las autoridades correspondientes.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Salud, Maricela Contreras, dijo que esta ley es una muestra de que en el DF la violencia no se combate con violencia, sino rechazando medios represivos.

En entrevista, explicó que para combatir el maltrato entre escolares, se enfocará la atención a un problema que se presenta entre miembros de la comunidad educativa.

FUENTE: Revista Veintitrés

Anuncios

2 comentarios en “Para tener en cuenta!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s